PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES CONCESIVAS IMPROPIAS - WILSON TE EDUCA

Breaking

ESTA APP NO LA PUEDES PERDER

viernes, 18 de octubre de 2019

PROPOSICIONES SUBORDINADAS ADVERBIALES CONCESIVAS IMPROPIAS




En esta serie de vídeos vamos a abordar las proposiciones u oraciones subordinadas adverbiales, más exactamente las que son consecivas y de tipo finales. Describiremos y definiremos ampliamente este tipo de proposiciones y las abordaremos cada una de esos términos con esas características, esto por supuesto con varios ejemplos para que tengas una idea muy clara del uso correcto que se les debe dar a estas proposiciones. Recuerda que vamos a dedicar este artículo al estudio profundo de las subordinadas adverbiales concesivas con el fin de localizarlas y analizarlas correctamente cuando nos enfrentemos al análisis sintáctico de una oración. Estas subordinadas expresan un obstáculo para que se cumpla lo expresado por la proposición principal, pero no imposibilitan su cumplimiento.




Por ejemplo, en la oración “Aunque estaba nerviosa, fui a la entrevista” observamos que en la proposición subordinada se expresa ese obstáculo (el hecho de estar nerviosa) que presentan las subordinadas adverbiales concesivas, pero en la proposición principal vemos que a pesar de esa dificultad lo expresado se cumple (asistí a la entrevista).

Como nexos más frecuentes en este tipo de subordinadas adverbiales podemos señalar los siguientes: aunque, a pesar de que o a pesar de + infinitivo, si bien, aun si, cuando, aun cuando, por más que, mal que, así.


Ejemplos:

– Haré comida para todos aunque no sé si vendrán a comer.
– Continuó leyendo el libro a pesar de que no le estaba gustando.
– A pesar de no tener dinero, cogió un taxi.
– Escribe muy bien, si bien comete algún error.
– Seguirán prohibiéndome el paso aun si pago el doble.
– Me echaron del trabajo, cuando no era legal.
– No me fío de él, aun cuando parece buena persona.
– No me dijo nada por más que le pregunté.
– La sigo queriendo mal que me pese
– No irá al médico así lo maten.

Además de estos nexos, encontramos otras maneras para expresar la concesión. Como por ejemplo:

– Por…que.
Ejemplo: Por mucho que luche no lo logrará.

– Con lo + un adjetivo o un participio + que + ser o estar.
Ejemplo: Con lo admirado que es quiere dejar la pintura.

– Con + un infinitivo.
Ejemplo: Con estar delgada, aún quiere bajar peso.

– Con + un sintagma nominal + que.
Ejemplo: Sigue sin hablarme con el cariño que yo le tengo.

– Un gerundio, un participio o un adjetivo + y todo.

Ejemplos:

Durmiendo y todo, sigue cansado.
Sedado y todo, continúa dando patadas.
Enfermo y todo, acude a las reuniones.



– Aun + un gerundio.
Ejemplo: Aun queriéndolo mucho, se marchará.

Para saber qué modo corresponde emplear en el verbo de las proposiciones subordinadas adverbiales concesivas hemos de fijar nuestra atención en el tiempo, es decir, si se refiere al pasado, al presente o al futuro. Veamos:

– El verbo de las proposiciones subordinadas adverbiales concesivas va en modo indicativo si:

a) La acción verbal se cumplió en el pasado.
Ejemplo: Aunque cambié no me aceptaron.

b) La acción verbal hace referencia a un presente o futuro cierto.
Ejemplos:
Aunque me lo enviarán hoy, no podré entregártelo hasta mañana.
Aunque tiene hambre, no comerá.

– El verbo de las proposiciones subordinadas adverbiales concesivas va en modo subjuntivo si:

a) La acción del verbo que hace referencia al pasado no se cumplió.
Ejemplo: Aunque lo hubiera traído, no lo habríamos usado.
b) La acción del verbo no tiene un cumplimiento cierto y se refiere al presente o al futuro.
Ejemplos:
Aunque diga la verdad, no lo creerán.
Aunque tuviera dudas, no debía decirlo.

Y hasta aquí llega el repaso que hoy hemos realizado de las subordinadas adverbiales concesivas.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario