😱👇ENLACE PATROCINADO👇😱

😱👇ENLACE PATROCINADO👇😱

martes, 7 de julio de 2020

“¡Ey, eso es gasolina! ¡No se metan ahí!”: conductor de camión que explotó, a saqueadores

Manuel Enrique Cataño Hernández hizo el infructuoso llamado a quienes se acercaron el vehículo, no solo para coger el combustible, sino para desvalijarlo.






El hombre, de 37 años y oriundo de La Jagua de Ibirico (Cesar), contó a varios medios la manera como se produjo el accidente del camión cisterna que conducía entre Barranquilla y Santa Marta, y dio más detalles de la tragedia que hasta este martes dejaba siete muertos y más de 50 heridos, la mayoría con pronóstico reservado.
“Yo venía bien. Cuando voy cogiendo la última curva antes de llegar al peaje [en el km 47 de la vía], me sale un animal [una babilla]. Trato de esquivarlo. Le salgo por un lado, y me volteo. El carro me da dos vueltas, yo quedo adentro”, narró Cataño Hernández en El Heraldo.

Dolorosos relatos de personas que tienen hasta 4 familiares, incluso en coma, por explosión

  •  
También dijo, citado por el diario barranquillero, que, cuando pudo salir del camión, pasaba un carro que se detuvo a ayudarlo. Siete minutos más tarde llegaron varios policías que pidieron apoyo por el peligro que representaba el camión cargado con combustible. “Sin embargo, antes de poder atender propiamente el volcamiento del camión, empezó a llegar la gente”, agrega el medio.
“Los policías los estaban quitando. Les decían que no sacaran el combustible. Pero ellos iban pa’ lante”, siguió Cataño Hernández en su relato. “Es más: hasta le iban a pegar a un policía. Entonces, no hicieron caso. Un policía hasta cogió un palo porque no le querían hacer caso”.


En otro de los apartes de la narración de Cataño Hernández difundida por el rotativo, el conductor reveló que las personas que llegaron hasta su camión accidentado no solo lo hicieron por el combustible.
“Mientras la mayoría de la gente que rodeaba el camión extraía la gasolina con ‘pimpinas’ y tanques, Manuel Cataño vio cómo algunos aprovechaban para desvalijar el vehículo, sin prever el peligro que corrían”, asegura El Heraldo.
“Cuando vi que le sacaban la batería, me aparté de ahí porque yo sabía”, recordó Cataño Hernández, pues tuvo en cuenta lo que le había pasado a uno de sus compañeros que tuvo un accidente similar con graves consecuencias de una pequeña chispa de batería junto a un camión de gasolina.
“Yo estaba a unos 15 metros y un policía me estaba revisando el brazo. Yo estaba de espaldas y les decía a ellos: ‘¡Ey, eso es gasolina! ¡Ey, no se metan ahí!’. Cuando volteé y los vi ya estaban quemados”, siguió Cataño Hernández. “Eso es impresionante. La gente gritando, caminando desnudos y gritando, porque se habían quemado todos. Es algo indescriptible”.
En otros apartes de la declaración de Cataño Hernández recogidos por El Tiempo se nota que él sabía del peligro. El periódico bogotano asegura que el hombre abandonó “desesperadamente” el vehículo “porque sabía que eso podía explotar” y que su “vida corría peligro”.

CRÉDITOS PARA: https://www.pulzo.com/